El Sistema de Posicionamiento Global, más conocido por sus siglas en inglés, GPS (siglas de Global Positioning System), es un sistema que permite localizar vehículos, personas u objetos en cualquier parte del mundo por medio de triangulación de señales emitidas por 24 satélites geoestacionarios alrededor del planeta operados por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, funcionan con energía solar y tienen baterías de respaldo para seguir trabajando durante los eclipses. Cada satélite órbita la Tierra dos veces todos los días, los 24 satélites cubren toda la tierra en sus diversas órbitas altas.

Básicamente consta de 3 partes:

1. Los satélites. Están diseñados para orbitar de tal manera que en cualquier punto en tiempo real, cualquier sistema de recepción GPS en la tierra recibe la señal de al menos 4 satélites. Estos satélites tienen relojes atómicos a bordo para guardan la hora exacta.

2. La Estación de calibración terráquea. Estas estaciones siguen enviando señales para mantener los datos de los satélites y que sean precisos. A veces, los satélites salen de su órbita o los datos en ellos no están actualizados., la estación principal en tierra supervisa continuamente las señales y envía información corregida por lo que los datos, a bordo de los satélites es exacta en tiempo real. Por lo tanto, cuando un sistema GPS se conecta a estas señales los datos siempre son exactos.

3. El receptor GPS. Receptor GPS es el dispositivo que se utiliza para encontrar un camino o localización en cualquier lugar de la Tierra. El dispositivo receptor GPS recibe los datos de los satélites y calcula su posición en la tierra, para que el sistema de GPS pueda calcular la ubicación exacta, necesita recibir la señal de al menos 4 satélites.