La seguridad electrónica hace referencia a un conjunto de herramientas de última tecnología utilizadas para complementar las áreas de seguridad de un recinto o bienes.

El mercado de la seguridad es muy grande en el mundo, y la seguridad electrónica puede implicar desde un simple interruptor eléctrico para controlar una puerta de entrada, hasta un scanner ocular para control de la forma y color de la retina de una persona, pasando por CCTV (circuito cerrado de televisión), sistemas de control de acceso, alarmas, sistemas de detección de incendios, redes inalámbricas, sistemas de GPS, señalización audiovisual, etc.

Hablar de seguridad 10 años atrás representaba encargar a una persona o grupo de personas, las tareas de vigilancia, control de personal autorizado, o también asociados a cercas o muros que limitaban el perímetro de una instalación. En la actualidad ese control se lo hace de forma automatizada, mediante el uso de la tecnología electrónica con equipos y sistemas capaces de realizar grandes tareas, convirtiendo a la seguridad electrónica en la herramienta fundamental para la protección los bienes y las personas. Los sistemas de CCTV tienen años en el mercado, pero recientemente han cobrado importancia por la facilidad de transmisión a través de redes LAN o de Internet.

La implementación de sistemas de seguridad electrónica disminuye considerablemente el riesgo de actos delictivos, brindando un mejor control de bienes muebles e inmuebles así como de personas.